Hipermercados en Republica Dominicana, parte 1

0
1027

El concepto «todo incluido» no se aplica solo al renglón hotelero, tomando el termino como referencia podemos compararlo al HIPERMERCADO. Una tienda donde podamos comprar desde un lápiz para la escuela, hasta el pan de la cena, parece la solución a los problemas del consumidor. Sus orígenes se encuentran en Francia y el primer hipermercado registrado fue Carrefour en 1963.

Por definición del IFLS (Instituto Francés de Libre Servicio), el hipermercado es un establecimiento:

– De venta al por menor
– Tiene una superficie de venta de más de 2,500 m2.
– Realiza sus operaciones comerciales en régimen de autoservicio.
– Pago de un solo acto en las cajas de salida.
– Dispone de un gran espacio de parqueo.

Por supuesto que en nuestros tiempos, no tendría esa definición si no contara con una buena sección de alimentación, cosmética y electro.

En Republica Dominicana la historia del hipermercado tiene sus raíces, al igual que en Francia, en el negocio familiar. Desde la década del 1920 se iniciaron en el país una serie de pequeños comercios que serian el punto de partida. Familias como Lama, González, Ramos, Zaglul; son sinónimo de trabajo tesonero y emprendedor.

En los años 60 se fundan los primeros comercios que agrupan artículos de diferente denominación bajo mismo techo. Evolucionan, de lo que hasta el momento, eran solo conocidos como comercios detallistas de cercanía, zapaterías o colmados; alli nacen los supermercados en el sentido propio de la palabra. Supermercado Nacional, Lama, Almacenes Zaglul, La Sirena y otros hacen el avance y dinamizan el comercio de la época.

A pesar de este gran avance, casi a la par que en otras latitudes, dichos pre-hipers no contaban con las mismas características físicas que sus homólogos europeos. Podemos citar algunos puntos:

– No se promocionaban bajo ese concepto.
– Los diferentes departamentos no estaban definidos correctamente.
– Sus edificaciones eran inadecuadas al tratarse de distintas adquisiciones que se agregaban a las existentes, muchas veces de forma rápida y no planificada.
– No había un layout trazado.
– Se encontraban ubicados en zonas populares pero de difícil acceso para el consumidor tipo A y B pues no contaban con parqueos.

A pesar de esto sentaron las bases para el futuro y crearon fidelidad de compra en una franja de publico que luego los seguiría en su próximo paso, el Hipermercado.

Intramo SRL informa…